Consejos a la compra de un sofa de segunda mano

sofas de segunda mano

Los sofás son sin ninguna clase de dudas, de lo más demandado en los lugares de muebles de segunda mano, mas en el momento de comprar un mueble de este tipo, hay que tener en consideración algunos factores, en tanto que en ocasiones es imposible determinar la edad aproximada del mueble y hay elementos interiores que pueden ser bastante difíciles de comprobar.

Por realmente bonito que pueda ser el sofá y, si bien se acostumbra a repasar y advertir de las posibles deficiencias de los artículos que vendemos, si al poco tiempo empieza a hundirse, no va a haber sido una buena compra. Hay que comprobar tanto los cojines como el sistema de apoyo, para determinar si está o bien no en estupendas condiciones para el empleo que vamos a darle. Si, por servirnos de un ejemplo, el sofá será usado por pequeños o bien con poquísima frecuencia, este factor puede ser menos esencial que la estética, mas si será de empleo diario, va a haber que tenerlo más en cuenta.

sofas segunda mano

En general, si los sofas de segunda mano tienen más de quince años, lo más probable es que se fabricase con una construcción sólida, desde una base de madera, con lo que probablemente su durabilidad está más que garantizada.

En caso de que la piel o bien la tapicería estén dañadas, sucias o bien exageradamente gastadas, podría representar que asimismo podrá estar en muy mal estado la goma espuma, plumas o bien cualquiera que sea el relleno que contiene. Los sofás, son muebles que pueden ser reparados en un enorme porcentaje de casos, mas hay que saber si estamos prestos a adquirir un mueble que entonces tendremos asimismo que arreglar para darle forma y comodidad.

Fuente: sofas segunda mano

Puedes adquirir tus sofas de segunda mano online

sofas de segunda mano

Al paso que es la opción más accesible, será el incorporar detalles y accesorios que le den un toque original y amoldado a tu sofá. Puedes incorporar una funda al sofá, que le de un giro completo a su aspecto. Hay muchas variedades de fundas y resultan ser económicas, busca una que se amolde a tu estilo.

Siguiendo en la onda de los accesorios, otra opción alternativa muy aconsejable será el uso de mantas y cojines. Lo mejor es, que puedes escoger tonos que contrasten con el color actual de tu sofá y que al mismo tiempo combinen con el resto de la decoración. Aparte de esto, estos accesorios brindan una funcionalidad extra, haciendo el sofá más agradable y cómodo. Atrévete a cambiar en formas, materiales y colores de cojines a los sofas de segunda mano.

La última recomendación debe verse con las paredes, si lo que quieres es cambiar el estilo de tu sofá comienza con la pared donde tengas pegado el sofá, existen gran pluralidad de stickers ornamentales. Puede utilizar temáticas interesantes como árboles, flores, paisajes, etc.. Lo que le va a ofrecer un toque muy interesante al conjunto. Aparte de esto estarás dándole profundidad al salón, con lo que tienes doble ganancia con esta solución.

No olvides visitar las tiendas de segunda mano o estar atenta a Internet, posiblemente tu presupuesto alcance para un sofá usado en buen estado y sea ideal para tu “livingroom”.

Es posible encontrar sofas de segunda mano en Vacia tu Casa, desde ciento cincuenta euros pero también hay piezas más complejas que alcanzan los mil euros y son casi piezas de coleccionista. Disponibles en pluralidad de colores, en general marengo o en chocolate. Sospechar de aquellos que, por cualquier excusa, no puedan darte datos del producto por teléfono.

Por poner un ejemplo, un sofá cama clic-clac con apertura libro. Es un producto que puede encajar verdaderamente bien en una habitación para invitados o como complemento en un dormitorio. Este sofá cama estará fabricado con estructura metálica o bien de madera, las patas pueden ser niqueladas o bien de madera y de diseño actual, se transforma en cama por medio de sistema clic-clac quedando una cama de 1,05cm x 1,90 cm. Podremos conseguir sofás de segunda mano únicos y singulares a los mejores precios.