Placa de empresa de acero grabada y esmaltada con acido

placa-de-empresa-de-acero-grabada-y-esmaltada

Escoge el ácido con el que deseas grabar el acero. Algunos ácidos son ácido muriático (ácido clorhídrico, HCl), ácido nítrico (HNO3) o bien ácido sulfúrico (H2SO4). Además, algunas soluciones que se transforman en ácido al sumergirlas en agua, como el cloruro férrico (FeCl3) o bien el sulfato de cobre (CuSO4), pueden usarse para grabar en acero.

La potencia del ácido determinará, generalmente, la velocidad del grabado o bien su “corrosión”. Puedes lograr los ácidos para grabado en tiendas de suministros químicos o bien en tiendas de artículos electrónicos.
Por norma general, para la placa de empresa de acero grabada y esmaltada, el cloruro férrico se mezcla con agua en partes iguales para formar ácido clorhídrico en solución. Es común emplearlo para efectuar grabados en cobre, mas asimismo marcha realmente bien en acero inoxidable. También, va bien con una gama más extensa de materiales protectores en comparación con otros ácidos puros; sin embargo, puede dañar la superficie si no se utiliza apropiadamente.

El sulfato de cobre va mejor en acero dulce que en acero inoxidable. Es mejor entremezclarlo en una relación 1 a 1 con cloruro de sodio (NaCl – sal de mesa común) para eludir que el sulfato de cobre cubra el acero con un recubrimiento de cobre que detendrá el proceso de grabado. La solución de color azul, se va a ir desvaneciendo poquito a poco, conforme el grabado progrese y se vuelve incolora cuando el proceso concluye.
El ácido nítrico se mezcla, con frecuencia, en una relación de 1 una parte de ácido nítrico y 3 unas partes de agua. Igualmente, se puede entremezclar con ácido acético (vinagre) en una relación de 1 a 1 o bien con ácido clorhídrico.

El ácido sulfúrico debe emplearse solo en concentraciones de diez a veinticinco por ciento. Por norma general, las soluciones diluidas son más eficaces que las soluciones concentradas. Retarda más grabar en acero utilizando ácidos que químicos que se transforman en ácidos al sumergirlos en agua.

Sumerge el acero en un baño de ácido para grabado. Es común sumergir la placa de acero boca abajo en la solución, de tal modo que las escamas metálicas queden sumergidas bajo la solución y lejos de la superficie de la placa. Esto genera líneas más limpias al grabarse el acero. Por otra parte, si pones la placa boca arriba, puedes sacar las escamas con un cepillo delgado o bien con una pluma eludiendo que se formen burbujas (las burbujas obstruyen el proceso de grabado, mas asimismo pueden crear diseños interesantes si no se tocan). Deja la placa de acero sumergida en el ácido hasta el momento en que las líneas alcancen la profundidad que quieres.

Bien sea que hayas puesto la placa de acero boca arriba o bien boca abajo, evita que esta toque el fondo del contenedor (de forma especial, cuando la placa está boca abajo).
Periódicamente, da pequeños golpes al contenedor del baño químico a fin de que la solución se sostenga agitada.

Quita y limpia la placa. Lava la placa con agua para eliminar el ácido. Si empleas un ácido fuerte, precisarás asimismo bicarbonato de soda para anularlo. Entonces, quita la base protectora, en dependencia del material empleado, utiliza uno de los siguientes métodos:
-Para eliminar las bases de pintura o bien de barniz, emplea aguarrás (emplea acetona si empleaste esmalte de uñas).
-Para eliminar las bases de substancias afines a la cera, utiliza alcohol, hidrato de metilo o bien lana de acero.
-Emplea agua del grifo para eliminar la tinta soluble en agua y alcohol para eliminar la tinta insoluble en agua.

Fuente: Rotulowcost