¿Que hacer con tus muebles de segunda mano si no los necesitas?

En el momento en que nos cambiamos de casa, los muebles viejos de la precedente residencia no encajan siempre y en toda circunstancia perfectamente en el nuevo hogar. Así sea pues se han quedado obsoletos, procuramos otro tipo de decoración y estilo o bien, sencillamente, por carencia de espacio; hay ocasiones en la que debemos deshacernos de los muebles.
Ahora, siempre y en todo momento nos ataca la duda de si podríamos sacarles partido o bien, caso de que no deseemos deshacernos de ellos por el hecho de que tengan cierto valor sentimental, de forma directa no deseamos tirarlos a la basura. Hay múltiples opciones a las que podemos recurrir y, nosotros te damos la solución a fin de que puedas optimar al límite la mudanza a tu nuevo hogar, haciendo más simple el traslado de todos y cada uno de los útiles.

– Véndelos de segunda mano
Si no deseas preservar los muebles viejos, por el hecho de que con completa seguridad sabes que no vas a darles empleo en la nueva casa, dales una segunda vida y prueba a venderlos de segunda mano. Si están en buen estado, alguien va a poder continuar dándoles empleo.
Los muebles viejos que tienen mucho valor, pueden ser vendidos en tiendas de antigüedades. Así mismo puedes contactar con una tienda de muebles de segunda mano próxima a tu casa o bien tu localidad, para solicitar que vengan a valorarlos.
Hoy día hay muchas páginas webs y aplicaciones móviles para poder vender los muebles. Tú decides el coste de cada pieza y de si te ocupas de transportarlos a su nuevo destino o bien, si es el comprador quién debe venir a recogerlos una vez realizado el pago.

– Dónalos
Si no deseas preocuparte de vender los muebles, pero todavía están en estupendas condiciones a fin de que les puedan seguir dando empleo, no los tires a la basura, dónalos a alguien que los necesite.
Puedes ofrecérselos a alguien de tu familia o bien a algún amigo o bien conocido. Así mismo tienes la opción de donarlos a una organización sin ánimo de lucro, en la que se ocuparán de dar los muebles a un nuevo hogar que verdaderamente los necesite. Estas entidades, generalmente se hacen cargo de venir a recoger los muebles a tu casa, conque no deberás preocuparte por nada.

– Guárdalos en un guardamuebles
Una alternativa a la que cada vez recurren más familias al hacer una mudanza de una casa a otra, es guardar los muebles que no precisarán en el nuevo hogar en un cuarto trastero o bien guardamuebles.
Aprovecha el servicio de tu empresa de mudanzas, para llevar los muebles que no precises de momento al cuarto trastero que hayas reservado.
Esta alternativa es muy recurrida, especialmente si tienes muebles viejos de los que no deseas deshacerte, pero que no vas a utilizar en la nueva casa, o bien por poner un ejemplo para muebles de una habitación infantil que de momento no vas a emplear, más no descartas precisarlos en un futuro.

– Llévalos a un punto limpio
En la mayor parte de ayuntamientos y ciudades españolas, no se deja sacar los muebles a la calle a fin de que los recoja el camión de la basura. El camión que frecuentemente recoge estos desperdicios, no se hace cargo de retirar objetos de importante tamaño y, por su parte, estos no pueden quedarse en la calle.
A fin de que los retiren, debes informar con cierta antelación o bien, si no, podrías percibir una sanción por dejarlos en la calle.
No obstante, puedes llevarlos a un punto limpio próximo a tu localidad o bien llamar al municipio de tu zona para convenir una fecha de recogida de los muebles que desees tirar. Va a ser entonces, cuando debas sacarlos a la calle conforme las indicaciones que te den, llevándoselos el personal cualificado para reciclarlos adecuadamente.

Fuente: vaciatucasa.com