Principales aspectos de las hipotecas baratas

Pese a que el proceso de solicitar una hipoteca pueda resultar confuso para los que no tengan ninguna relación anterior con este mundo y no se tenga clarísimo qué hipoteca solicitar, conocer los aspectos primordiales de un crédito de hipotecas baratas puede facilitar bastante la tarea:

-Importe o bien capital inicial. Se trata de la cantidad de dinero que vamos a pedir al banco. En general, la financiación para la adquisición de la residencia va a ser del ochenta por ciento del valor más bajo entre tasación o bien compra y venta.

– Tipo de interés. Podemos localizar tres formas en las que se establece el coste de la hipoteca: interés variable (ligado a un índice de referencia), fijo (siempre y en todo momento exactamente la misma cuota) o bien mixto (un tramo inicial fijo y un segundo variable). Actualmente las hipotecas fijas experimentan una esencial rebaja en su costo, lo que las transforma en un producto atrayente para aquellas personas que no desean exponerse a los peligros de variación de los índices de referencia, como el euríbor.

– Plazo. Es el tiempo en el que vamos a devolver el crédito. Cuanto mayor sea, menores van a ser las cuotas, pues tenemos más tiempo para devolver el capital, pero más costoso resultará a término, en tanto que los intereses se calculan con arreglo al plazo.

hipotecas baratas

– Comisiones. Se trata de uno de los aspectos más discutibles de las hipotecas. Lo más interesante, indudablemente, van a ser aquellas hipotecas con menos comisiones. Los bancos online acostumbran a ser los que menos comisiones apliquen a sus productos, como los préstamos hipotecarios.

– Vinculación. Para ofrecer un tipo de interés más competitivo, los bancos plantearán a los clientes del servicio la contratación de otros productos y servicios. Gratis pueden referirse a la domiciliación de nómina y recibos y con costo hallamos los seguros, las tarjetas, los planes de pensiones o bien los fondos de inversión, entre otros muchos.

Por último, no nos podemos olvidar de los gastos de constitución y de compra y venta, esto es, del costo de las escrituras tanto de la hipoteca como de la propiedad. De manera conjunta, estos equivalen a entre el diez por ciento y el quince por ciento del coste de la residencia a adquirir. Para abonarlos, es preciso hacer una provisión de fondos anterior a la firma del contrato, en la que asimismo deberemos incluir el dinero preciso para cubrir la parte que el banco no financie.

Fuente: buscador hipotecas en www.fercogestion.com/es/simulador-hipoteca