Montar en valencia a caballo, pero conociendo sus movimientos

El olfato del caballo es superior al humano y le sirve como un genuino medio para sus afines. Tal como hacen otros animales, el equino emplea su orina y sus heces para trasmitir señales olfativas que servirán para comunicar diferentes mensajes: la identificación personal, el control de la actividad sexual, el mantenimiento del conjunto, el vínculo materno-filial…
Estas señales se mantienen a lo largo de muchas horas, aun días tras ser depositadas. Con ellas, se regula la actividad en una manada e inclusive en ocasiones entre manadas vecinas.

Su movimiento corporal
Las distintas partes del cuerpo del caballo y de qué forma estas se mueven, sirven para trasmitir diferentes mensajes y sentimientos. Las debes conocer antes de montar a caballo en valencia, pues así reconocerás lo que te intenta trasmitir en cada momento.

* Las patas: indudablemente están íntimamente relacionadas con la violencia. Todos somos conscientes de la enorme fuerza que el caballo tiene en sus patas, tanto que puede generar serias lesiones a otro animal o bien a nosotros mismos.
Por esta razón si advertimos que levanta la pata, vamos a deber comprenderlo como una amenaza (aunque en numerosas ocasiones se va a quedar solo en eso, en amenaza).
Otro movimiento habitual que podemos observar en el caballo es el de manotear, o bien dar con las manos contra el suelo; lo que vamos a deber comprender como una queja ante algo que se ve forzado a hacer sin quererlo (continuar atado, ensillarlo…).

* La cara: ojos y nariz pueden señalarnos muchas cosas sobre lo que el caballo siente en todos y cada instante.:
– Ojos cerrados y ollares relajados: el caballo se halla descansado.
– Ojos muy abiertos y ollares alargados verticalmente: muestran nerviosismo o bien amenaza.
– En un estado normal, los ojos del caballo continuarán entornados.

* La cola: la utilidad de la cola para el caballo, radica en la necesidad de ahuyentar a los insectos que se posan en su espinazo.
Al revés de lo que muchos cuidadores creen, el balanceo de la cola de un lado a otro no significa, como en el caso de los perros, alegría; sino que él trata de decirnos que se siente extenuado y que no es capaz de dar más de sí (lo efectúa, por servirnos de un ejemplo, cuando procuramos hacerle correr más rápido de lo que puede).
De cualquier forma, debemos tener muy presente que si queremos saber sin temor a confundirnos, lo que el caballo quiere comunicarnos, es indispensable que observemos la totalidad de su cuerpo, sobre todo en las rutas a caballo.

* Caballo triste: su cuello, cabeza y cola van a estar bajas. Apenas se va a mover y sus orejas van a estar en una situación neutral. Resulta conveniente que determinemos las causas de esa tristeza (puede estar motivada por una enfermedad).

* Caballo alegre: su postura va a ser erguida, con el cogote estirado y la cola levantada, mientras que sus orejas se van a mostrar alerta a todo lo que pasa a su alrededor.