Lentillas de colores, como evitar sus riesgos

lentillas de colores

Es cada vez más frecuente el empleo de lentillas de colores por motivos estéticos. La falta de conocimiento por la parte de los usuarios de las costumbres de higiene que demandan estas lentillas, unido a la sencillez de adquirir dichos productos en la red de redes sin supervisión, preocupa a los oculistas y transforma esta moda en un peligro para los ojos.

Las lentillas de colores cambian el tono del iris escondiendo el original

Lentillas de colores, una moda con peligros Es cada vez más frecuente el empleo de lentillas de colores por motivos estéticos. La falta de conocimiento por la parte de los usuarios de las costumbres de higiene que demandan estas lentillas, unido a la sencillez de adquirir dichos productos en la red de redes sin supervisión, preocupa a los oculistas y transforma esta moda en un peligro para los ojos.
Es sabido que en la sociedad actual es la imagen la que prima. Más vale un vientre plano o bien unos bíceps bien marcados que la capacidad de sostener una charla enriquecedora. En el anhelo de conseguir lo que se supone que es buena apariencia, son muy frecuentes los regímenes, operaciones biquini y ejercicios de musculación que asistan a que el ambiente se fije en nosotros. A esas prácticas hay que sumarle una que recientemente gana adeptos.

Poco a poco más gente opta por las lentillas de colores. Estas, dotan de un color de ojos con el que el usuario se sienta más seguro o bien atrayente, o bien con el que llame más la atención, escondiendo el iris original de la persona en cuestión. El empleo de lentillas con motivación totalmente estética, es una cosa que preocupa a muchos oculistas, por el peligro que ello acarrea.

En el ICQO (Instituto Clínico Quirúrgico de Oftalmología) se asegura que el inconveniente no es el producto en sí, las lentillas, sino más bien el empleo irresponsable y desentendido de exactamente las mismas, la frivolización. Cualquier usuario frecuente de lentillas por motivos de visión, sabe de los peligros que acarrea y el cauteloso trato que precisan las lentillas. No obstante, el tipo de persona que emplea lentillas de colores suele ser un usuario esporádico, que frecuentemente no conoce los comentados peligros y el mantenimiento que se debe realizar para evitarlos. Ese desconocimiento es el primordial inconveniente.

Las lentillas ocasionan, de una forma o bien otra, un tipo de agresión para el ojo. Asevera que se han hecho avances significativos y que hoy día son de buenísima calidad. Asisten de este modo a millones de personas en su día tras día, en tanto que les aportan mayor calidad de visión, comodidad y les deja practicar deporte. También está el componente estético. Por esta razón se defiende su empleo y no trata de asustar sobre él, por el hecho de que los beneficios, son muchos.