La importancia al elegir las mejores hipotecas

mejores hipotecas

Solicitar una hipoteca, seguramente, sea la acción financiera de más importancia en la vida de muchas familias, por eso es importante conocer al detalle las condiciones y las obligaciones a las que estaremos vinculados a lo largo de las próximas décadas. En el caso de que no entendamos algún aspecto del contrato de la hipoteca debemos solicitar al notario y al banco que nos informe y explique su significado, puesto que es su obligación y nuestro derecho, más aún si la entidad está adherida al Código de Buenas Prácticas Bancarias.

Así, podremos evitar sorpresas en nuestra hipoteca como una cláusula suelo (interés mínimo prefijado en una hipoteca variable), que nos puede dañar económicamente, encareciendo el costo de la hipoteca. Aunque también es obligación del consumidor, informarse previamente de las características particulares de las mejores hipotecas y de las condiciones de los préstamos hipotecarios.
Ahora, mostramos los algunos aspectos mínimos que deberíamos tener en consideración en el instante de contratar una hipoteca y que nos servirán para decantarnos por una oferta o otra:

El tipo de interés
Cuando hablamos del interés de una hipoteca, nos referimos al costo del préstamo hipotecario, pero además al modelo de la hipoteca. Podemos distinguir tres variedades de hipotecas en dependencia del tipo interés: variables, fijas, mixtas o combinado. Para todas te aconsejamos la utilización de un simulador hipotecas como el de Ferco Gestion.

– Las hipotecas variables, son préstamos hipotecarios cuyo interés cambia tras cada periodo de revisión, puesto que una hipoteca variable conforma su interés por medio de un índice de referencia (euríbor) más un diferencial que nunca cambia de valor, por ejemplo euríbor + 1 % . El interés será la suma de los dos valores y cambiará a lo largo de la vida de la hipoteca en función de las fluctuaciones del euríbor.

– Las hipotecas fijas, que cuentan siempre y en toda circunstancia con el mismo interés, desde el principio y hasta el final de la hipoteca. El cliente conoce cuál será el costo total en este tipo de hipotecas, puesto que las cuotas no cambiarán nunca. En este sentido son un tipo de hipotecas más estables y más recomendadas para usuarios con mayor aversión al riesgo.

– Las hipotecas mixtas, tienen dos tipos de interés diferente, cada uno de ellos en un periodo de plazo diferente. En general los primeros años de la hipoteca el interés es fijo y después el interés pasa a tipo variable. En la actualidad, una hipoteca mixta no favorece al consumidor, puesto que los tipos se encuentran bajos.

– Las hipotecas de interés combinado son al mismo tiempo una hipoteca fija y una hipoteca variable. La mensualidad viene calculada por una parte a interés fijo y otra parte ligada a un índice de referencia. Se trata de una modalidad de hipoteca poquísimo común, en la medida en que solo una entidad la ofrece hoy en día una hipoteca con interés combinado.