Encuentra tu alfombra Bloomingville online

bloominville

Añadir una alfombra en la decoración de casa, es entre las mejores ideas que puedas tener. Elegir la alfombra Bloomingville perfecta es más esencial de lo que parece. Si eliges bien tu alfombra conseguirás un espacio perfecto, si te confundes , puedes conseguir que tu habitación quede extraña o parezca que no está terminada.

Empieza tu decoración eligiendo la alfombra perfecta

Algunos decoradores tienen una regla en el instante de plantarse un proyecto: “empieza por la alfombra y ve entonces eligiendo el resto de la decoración”.
Antes de comenzar, aconsejan crear un abanico de colores para guiarte en el instante de elegir los muebles, el tono de la pared, los accesorios y las telas. Es el mejor truco para conseguir un espacio agradable y armónico.

Lo primero, es elegir una pieza que realmente te guste, para poder completar la gama de colores y para muchos decoradores y asimismo interioristas, esa pieza es una alfombra.
Puedes inspirarte en el diseño y los tonos de tu alfombra, para escoger el color con el que vas a pintar las paredes.
A mi particularmente me chiflan las alfombras, me encanta la sensación mullida y suave de caminar sobre ellas.

Las alfombras aportan color, calidez y personalidad a los espacios

Realmente son increíbles, no creo que ningún otro elemento ornamental sea tan polivalente, por el hecho de que no solo decoran y hacen que resalte la decoración de tu salón, además aíslan del frío, delimitan los espacios y algunas nos ayudan con las alergias a los ácaros.
Son prácticas, hacen que la pisada sea más cálida y agradable, en especial si las ponemos sobre suelos de cemento pulido, mármol , terrazo o porcelánicos. En ottoyanna.com/marcas/bloomingville hallarás seguro la que buscas y con un buen coste. 

Las alfombras claras, no son una buena opción en zonas de mucho paso
pero nos ayudan a decorar y organizar los espacios.
En países fríos, las alfombras son una elección funcional más que ornamental.

Siempre y en toda circunstancia ponen una alfombra donde los pies descalzos las encuentren. Eligen alfombras simples de limpiar y muy frecuentemente puedes ver tendederos con alfombras secándose cuando sale el Sol.
En espacios con decoraciones de estilo tradicional, se da por sentado que tendrán una alfombra. En espacios modernos, consiguen adornar los suelos consiguiendo que resulten menos fríos.

Claro que con tantos colores, estampados y acabados, es muy difícil seleccionar la alfombra perfecta. Es esencial tener en consideración algunos factores para no confundirte y concluir comprando una alfombra demasiado débil para tu forma de vida, demasiado gruesa para tu espacio, o simplemente demasiado cara para tu presupuesto.

Nuestros trucos para tener la alfombra perfecta

– Si tienes una alfombra demasiado pequeña para el espacio donde la quieres poner, un truco que siempre y en todo momento e instante funciona, es el de adquirir una alfombra de algas o sisal del tamaño perfecto y usarla de base para tu pequeña alfombra. Las alfombras de fibras naturales normalmente son económicas equiparadas con el resto de alfombras.

– Siempre y en todo momento y circunstancia, deja de quince a veinticinco centímetros a cada lado del sofá. Si pones una alfombra de igual ancho que tu sofá, va a dar la sensación de ser demasiado pequeña.

– Las alfombras cuadradas son para las mesas de comedor cuadradas, los salones cuadrados, o si tienes un recibidor con forma cuadrada.

– Las alfombras redondas, son geniales para poner bajo mesas de comedor redondas, decorar el suelo de una habitación infantil o bien la entrada de casa.

– Las alfombras rectangulares son ideales para una mesa de comedor cuadrangular, salones con muebles distribuidos de forma cuadrangular.

– Siempre y en toda circunstancia. debes poner tu alfombra en exactamente el mismo sentido en que estén puestos tus muebles, si orientas tu alfombra con el sofá en vez de la habitación, harás que parezca pequeña.

– En los salones largos y estrechos, a veces es mejor poner dos alfombras, creando dos espacios diferentes.

– Adquiere una alfombra que sea suficientemente grande para que quepan todos tus muebles encima, si no puedes colocar una alfombra grande, entonces no subas ningún mueble a tu alfombra o usa el truco de poner una alfombra de fibras naturales de base.