Cuidados a tener en cuenta para adquirir una banderola

Las banderolas publicitarias, son un sistema de iluminación con la nueva normativa, a través de balastros electrónicos de nueva generación y bajo consumo, dando un veinticinco por ciento de ahorro y multiplicando por tres, la vida del cilindro fluorescente de 1ª marca. Vinilos traslúcidos, singulares para retro iluminación garantizados durante 7 años al exterior, rotulados sobre placa de metacrilato de colada de cuatro mm blanco opal.

La banderola luminosa a doble cara, efectuada en perfilería de ciento veinte mm lacada al horno en blanco o bien color, con un armazón interior con perfilerías y complementos en aluminio, tornillería zincada anticorrosión.

banderolas

Asimismo se pueden hacer de diferentes formatos.

Se trata de elementos que aportan visibilidad a tu tienda, pues además complementan al rótulo y agregan comunicación perpendicular a la fachada de tu negocio. Su función es esencial, pues logra hacer tu comercio más perceptible.
Existen diferentes tipos de banderolas, más yo las voy a separar en dos grupos: lumínicas y también alumbradas. La diferencia es bien simple, las primeras tienen el sistema de iluminación en su interior y generalmente se aprovecha exactamente la misma luz por las dos caras. El segundo género de banderola, se alumbra a través de uno o bien más focos externos. En cualquier caso, es importante respaldar su implantación con un sistema de iluminación para destacar su visibilidad. En estos dos grandes conjuntos, las opciones son infinitas en lo que se refiere a forma, tamaños y materiales. El límite es tu imaginación…

¿Por qué razón poner una banderola?

Como te comentaba en este artículo, el factor más esencial es ganar visibilidad para tu negocio, con lo que agregar una comunicación perpendicular a la fachada y a la vía pública, asistirá a que tu tienda sea más perceptible. Un caso claro ocurre cuando alguien busca una tienda, en general dicha persona se para en la mitad de la calle y mira a los dos lados, lo más fácil y también intuitivo es localizar el comercio observando las banderolas ¿A ti no te ha ocurrido?. No olvides que puedes visitar el sitio web antes de decidirte por una banderola.

Cuatro son los factores que debes tomar en consideración, ya antes de poner una banderola:

*Visibilidad: recuerda que es el principal motivo por el hecho de que colocarás este artículo de comunicación en tu fachada. Ten presente que en una misma calle, casi todos los comercios disponen de banderolas con formas y tamaños afines y puestas prácticamente a exactamente la misma altura. Observa que al poner la tuya no sea una más y se pierda entre el resto de banderolas.

*Legibilidad: piensa a que distancia mínima deseas que se lea. Recuerda la infografía de los tamaños que publicamos hace tiempo. Sin embargo, valora si es preciso poner texto, en ocasiones es mejor resaltar tu negocio a través de otros recursos.

*Imagen unificada: es esencial la imagen con la que te perciben las personas que precisan del servicio, con lo que la banderola que escojas debe ir acorde con el resto de la estética de tu comercio.

*Normativa Municipal de rotulación exterior: En los últimos tiempos, la mayor parte de ayuntamientos a cambiado esta normativa, agregando limitaciones en las nuevas instalaciones con la intención de reducir la polución luminosa y aunar la estética de comunicación. Va a depender de la ciudad en la que esté tu tienda, e inclusive de una determinada zona, que debas cumplir una serie de requisitos tanto en el rótulo como en la banderola.

Con independencia del tipo de colorido de banderola que hayas elegido, vas a poder darle la forma que desees y que mejor vaya con tu negocio, las más habituales son las banderolas cuadradas o bien rectangulares, mas las hay de todos las formas y colores.