Consejos del PSICÓLOGO de ANDÚJAR sobre los síntomas disociativos

Los indicios disociativos, que tienen la posibilidad de darse luego de una circunstancia de un enorme encontronazo emocional son:

*Lagunas de memoria

 Cuando sufrimos un trauma, es recurrente que “ocultemos” en el inconsciente algunos o todos los recuerdos del episodio. Hablamos de una clase de mecanismo de defensa, que nos facilita “archivar” el trauma hasta que estemos preparados para enfrentarlo. Según el psicologo Andujar, en ocasiones, tenemos la posibilidad de “rellenar” esas lagunas de la memoria, con vivencias que de todos modos no sucedieron para intentar ofrecerle un sentido coherente a la historia, lo cual enseña por qué recordamos ocasiones que jamás sucedieron. En la mayoría de los casos, estas lagunas se muestran de manera abrupta y tienen la posibilidad de permanecer algunas horas, días o inclusive años, en relación del encontronazo emocional del trauma y de los elementos psicológicos que desarrollemos para afrontarlo.

*Anestesia emocional

En algunas ocasiones, más que nada cuando el encontronazo emocional del trauma fué muy fuerte, se produce una clase de anestesia emocional que se utiliza para defendernos de nuestros recuerdos. Hablamos de un estado de desapego y desconexión, que puede ser parcial o total, lo mismo frente a eventos negativos que a positivos. Algunas veces, esa anestesia emocional es tan intensa, que tenemos la posibilidad de llegar a sentirnos ajenos a nosotros, de forma que vivimos lo que nos pasa en tercera persona, como si se tratara de una película.

Los síntomas disociativos comentados por el psicólogo de Andújar

 

psicologo Andujar

*Pesadillas

 Cuando experimentamos una disociación, solemos apartar la circunstancia traumática de nuestra cabeza consciente, pero es usual que revivamos pequeños flashes del episodio traumático, con apariencia de pesadillas. Frecuentemente, esos flashes no son imágenes directas de lo ocurrido, sino que son representaciones ficticias que hacen referencia al trauma, según nos comenta el psicologo.

*Síntomas psicosomáticos

En la mayor parte de las situaciones, los estados disociativos acaban provocando  inconvenientes psicológicos, que afectan la salud física. Lo verdaderamente habitual es que se manifiesten por medio de afecciones gastrointestinales o dolores musculares, pero además tienen la posibilidad de desatar trastornos dermatológicos, modificaciones metabólicas u dar lugar a patologías psicosomáticas más complicadas.