Clausulas de las hipotecas baratas

Un préstamo hipotecario, incluye muchas cláusulas que el cliente del servicio debe comprobar ya antes de firmar el contrato. Entre estas, las conocidas cláusulas de suelo, pueden ser realmente perjudiciales para el cliente del servicio pues de estar en vigor, no se va a poder favorecer de las
bajadas de indicadores como es el caso del Euríbor.

Más de la mitad de personas en España pagan hipotecas baratas, más difieren de unas a otras en sus cláusulas hipotecarias.
Un mismo préstamo hipotecario, puede cambiar sus condiciones de un cliente del servicio a otro, si bien se trate de exactamente la misma entidad puesto que la capacidad económica de cada cliente del servicio, si es la primera o bien la segunda residencia o bien la cantidad de productos que se elijan de los que el banco ofrece, puede cambiar el costo mensual de la hipoteca.

Según Ferco Gestion lo que sí que tienen en común, aproximadamente, todos y cada uno de los préstamos hipotecarios, es que se componen de cláusulas que pueden hacerlos aproximadamente provechosos para el usuario y entre las cláusulas que puede recoger un contrato hipotecario, las más frecuentes son las siguientes: Cláusula suelo – Cláusula techo – Vencimiento adelantado del préstamo – Dación en pago – Género de interés – Comisiones – Contratación de servicios auxiliares.

hipotecas baratas

*Cláusula techo: sirve para establecer un género de interés máximo en las hipotecas, de esta manera si el Euríbor se disparara, el cliente del servicio no pagaría considerablemente más, tendría un ajuste.

*Dación en pago: es la entrega del inmueble al banco con el que se tiene constituida la hipoteca con la meta de terminar la deuda.

*Vencimiento adelantado del préstamo hipotecario: si la hipoteca no contempla la dación en pago, lo normal es que una de sus cláusulas se refiera al supuesto de impago del usuario, pudiendo la entidad declarar vencido el préstamo hipotecario y también procurar recobrar el importe pendiente de pago y la deuda que no se haya pagado con la venta del inmueble a través de una ejecución judicial o bien extrajudicial de la hipoteca.

*Géneros de interés: es el coste que el banco cobra al usuario por prestale el dinero y va a ser tipo fijo, variable o bien mixto.

*Comisiones: las hay de múltiples tipos, de estudio, de apertura, de modificación de condiciones, de compensación por amortización, de subrogación, etcétera. En el contrato hipotecario, deben ir reflejadas todas y cada una de las comisiones a fin de que el usuario sepa lo que le costaría cambiar la hipoteca de banco o bien el coste que pagaría si las condiciones cambiasen.
Entre los servicios auxiliares que acarrea un préstamo hipotecario, por ley es obligatoria la contratación de un seguro para hogar, mas no otros servicios como seguros de vida, etcétera. Sin embargo, hay bancos que sí que vinculan la hipoteca a otros productos suyos como condición para ofrecer unas garantías más convenientes.